shutterstock_29838343

Columna de opinión publicada en el Diario La Segunda

La minería chilena enfrenta numerosos desafíos que afectan su competitividad. Los yacimientos han envejecido, la disminución en las leyes del mineral, los costos asociados a energía y agua y la baja en la productividad laboral configuran operaciones más costosas y complejas.

Estos desafíos necesitan de la colaboración de todos los actores de la industria. Ello es decrito habitualmente como Innovación Abierta, pues involucra esfuerzos internos y externos a las mineras, los que interactúan para generar, probar y escalar soluciones novedosas y de alto impacto.

El ejemplo emblemático es Australia, donde los proveedores mineros tienen una alta participación en el mercado de bienes y servicios, con exportaciones anuales que ascienden a los US$ 27.000 millones.

En Chile, la Agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento establece como prioridad el desarrollo de empresas proveedoras locales intensivas en conocimiento y tecnología. CORFO ha dispuesto líneas de trabajo para apoyar esta iniciativa y, en un plano político, se dispondrán instancias para acordar una “hoja de ruta” que permita avanzar en esta dirección.

Expertos de la industria, convocados por CESCO e Innovum Fundación Chile, han concordado en que se requiere de una visión público privada para avanzar en lo que la OECD llama el efecto multiplicador de la minería. Ello implica comprender y actuar sobre las brechas que impiden que esta visión se concrete.

Entre las brechas identificadas por el grupo, se estableció la necesidad de generar relaciones colaborativas entre compañías mineras y empresas proveedoras para desarrollar innovaciones que generen valor compartido. Destaca también la tendencia de las compañías mineras a priorizar iniciativas con impacto en el corto plazo, reduciéndose espacios para innovaciones disruptivas que dan frutos en el largo plazo. Por último, se requiere atraer a capitales de riesgo que soporten la innovación en el sector, y establecer incentivos para orientar la I+D a los desafíos tecnológicos del sector.

Chile posee la oportunidad de aprovechar el efecto multiplicador de la industria para transitar hacia una economía intensiva en conocimiento y tecnología. Este desafío debe ser asumido con urgencia, pues nada garantiza que las condiciones favorables se mantengan en el tiempo.

Hernán Araneda, Gerente Innovum Fundación Chile - Juan Carlos Guajardo, Director Ejecutivo Cesco

Publicado en Diario La Segunda 01-08-2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>