Hernan-Cheyre_Corfo

Vicepresidente de Corfo, subraya oportunidades y desafíos del programa Proveedores de Clase Mundial

Hernán Cheyre, vicepresidente ejecutivo de Corfo

Las modestas cifras de exportaciones, cercanas a los US$500 millones de entre las 4.000 pequeñas, medianas y grandes empresas vinculadas a la minería, hizo que Corfo se involucrara en el “Programa de Desarrollo de Proveedores de la Minería Ruta de Clase Mundial” para, como lo explica su vicepresidente ejecutivo Hernán Cheyre Valenzuela, “mejorar, diversificar y aumentar una oferta global de bienes y servicios para la minería, ayudando así a construir una nueva industria con gran potencial de desarrollo” .

Pero, ¿están dadas las condiciones en Chile como para que un Programa como el de Desarrollo de Proveedores de Clase Mundial sea un factor gravitante para el desarrollo de mecanismo de aprendizaje e innovación? Cheyre piensa que sí. Economista de la Universidad Católica y master de la Universidad de Chicago, sus argumentos recuerdan su paso por la universidad de Chile donde hizo clase en jornada completa durante cuatro años:

-Hoy se da una situación virtuosa en que tanto las compañías mineras como las empresas proveedoras de esta industria han desarrollado un importante interés por este tipo de programas. Sin embargo, falta realizar un gran esfuerzo de “evangelización” , sobre todo a nivel de la base de la pirámide de empresas proveedoras.
A su juicio, “lo importante es que todos entiendan que esta es una solución en la que todos ganan: que ambas partes desarrollen programas de cultura empresarial más innovadora, que desplieguen innovación estratégica, operacional, de nuevos productos y de modelos de negocio”. Y esto, en el año que Corfo bautizó como “año del emprendimiento”, abre a su juicio una ventana de oportunidad “que muchas de las empresas participantes desconocían anteriormente”.

Hernán Cheyre_vicepresidente ejecutivo de Corfo¿Qué oportunidades de desarrollo país ve usted en el cluster minero en relación a un crecimiento con mayor equidad en Chile?
Somos un país con importantes reservas mineras, y con una estabilidad institucional que le ha permitido posicionarse como centro regional de operaciones de grandes transnacionales como Anglo American, BHP Billiton, Barrick y Xstrata Copper, entre otras, y de las nacionales Antofagasta Minerals y Codelco. El desarrollo del cluster minero genera oportunidades de crecimiento a empresas de menor tamaño, con potencial de generar una oferta de valor que responda a los desafíos de la industria minera. Esto se logra solo con la acción conjunta, cooperación activa y consciente entre las empresas mineras, las empresas proveedoras y el Estado.
En general, este tipo de esfuerzo resulta conveniente para todos, pero especialmente para las empresas de menor tamaño, que por esta vía pueden incorporarse a la cadena de valor que se gatilla a partir de las actividades de las empresas de mayor tamaño, que tienen llegada directa a los mercados internacionales. Iniciativas de esta naturaleza son fundamentales para promover el emprendimiento en el país, abriéndose así nuevas oportunidades para muchos

¿Cómo evalúa el nivel de competencias de innovación en Chile?

Pese a que Chile tiene un gran potencial de desarrollo, enfrenta un enorme desafío en materia de innovación. Durante los últimos 20 años, la gran mayoría de las empresas de mayor tamaño pasó por procesos de mejoras en calidad, e introdujeron nuevos sistemas de gestión. Sin embargo, ese piso no ha sido superado por muchas empresas. Dentro del sector industrial, exceptuando a la minería y la industria de la manufactura, todavía persisten limitaciones conceptuales y culturales para fomentar la innovación, lo cual limita el desarrollo de competencias en este ámbito. Por ejemplo, sectores como la banca o el retail son más conservadores y adversos al riesgo al momento de promover la innovación. En toda la banca chilena hay solo dos programas desarrollando competencias de innovación (BCI y BancoEstado)

¿Y cómo ve la innovación a nivel de las Pymes? 
En esta materia, las pymes no tienen masa crítica, ya que desarrollar competencias de innovación requiere de inversiones y de un pensamiento de mediano y largo plazo, lo que se ve contrastado con las obligaciones cotidianas que suelen copar la agenda de las empresas de menor tamaño.

¿Qué se ha hecho para mejorar este escenario?
Desde la esfera pública hemos tomado una serie de medidas para mejorar este escenario, en el que también es importante fomentar un ambiente proclive a la innovación. De esta manera, declarar 2013 como el Año de la Innovación significa generar una serie de iniciativas y medidas orientadas a impulsar este cambio tanto cultural como institucional en el país. Otro avance, por ejemplo, es la reciente ley de incentivo tributario a la Investigación y Desarrollo, que entró en vigencia el 7 de septiembre recién pasado.

Hernan Cheyre_vicepresidente de Corfo
¿Son suficientes los incentivos que existen hoy para que empresas locales se motiven a competir globalmente?

El incentivo principal debiera ser la enorme demanda global de bienes y servicios que genera y generará por muchos años la industria minera extractiva. Sin embargo, nuestra experiencia nos dice que para competir globalmente con empresas proveedoras se debe innovar, y en la minería es fundamental hacerlo de la mano con las empresas mineras. Por lo mismo, la posibilidad de desarrollar proyectos de innovación en forma colaborativa, constituye un gran incentivo para que las empresas proveedoras innoven y se motiven a competir globalmente.

Y en relación a la oferta de formación para cubrir demandas de servicios innovadores, ¿es suficiente la oferta? ¿Dónde están las principales falencias?
Existen ciertas fallas de coordinación en la integración efectiva entre productores y proveedores, proceso que estamos abordando desde Corfo al apoyar un modelo de gestión que permita desarrollar dicha relación virtuosa entre estos dos actores de la minería. Considerando que para los próximos 10 años en Chile existe una cartera de proyectos de inversión por US$ 43.000 millones, es clave planificar el desarrollo del capital humano para asegurar la sostenibilidad y las proyecciones de crecimiento en la industria minera. La demanda por capital humano se proyecta que aumentará en un 53% de la dotación, tanto para trabajadores internos de compañías mineras como de contratistas permanentes en faenas. Por tanto, es necesario alinear la industria de formación y capacitación con demandas y enfoques de competencias; instalar capacidades nuevas, como centros de formación para minería con innovaciones en tecnologías de aprendizaje que optimicen resultados, e incentivar el desarrollo de programas de formación en oficios para operación y mantención, entre otros.

¿Cómo visualiza la posibilidad de que Chile se convierta en un país plataforma de clase mundial, para proveer a las mineras de la región y mercados más distantes?
Si bien el desarrollo de la industria minera de nuestro país es altamente relevante en el contexto regional (atractiva capacidad productiva y presencia de las principales empresas mineras del mundo), se requiere fortalecer el desarrollo de Centros de I+D, además de la integración de estos con los proveedores, de tal manera que la oferta responda adecuadamente a las demandas tecnológicas. Paso a paso Chile avanza para convertirse en un polo regional de emprendimiento e innovación, generando un entorno favorable a este tipo de actividades. Debemos contribuir a disminuir las asimetrías de información y apoyar los riesgos implícitos en el proceso de vínculo entre los proveedores y las empresas mineras para la generación de nuevos desarrollos.

 

Un pensamiento en “Colaboración para mejorar

  1. Muy interesante los conceptos del artículo publicado, pero creo es necesario aterrizar aún mas estos conceptos a nivel de acciones concretas que insentiven a los proveedores pequeños y medianos a involucrarse decididamente en iniciativas de innovación y desarrollo que complementen y faciliten el desarrollo de valor agregado a la minería.
    Las asimetrías, a todo nivel, es demasiado grande entre estos proveedores y las empresas mineras como para tener acceso a la información y concretización de las necesidades que potencialmente ofrecen las mineras a estos actores.
    ¿Cómo participar de las propuestas si en la práctica son tremendamente “leoninas”, llenas de exigencias muchas de ellas de dudosa necesidad y que encarecen artificialmente los costos?¿Cómo participar de las propuestas si no entregan toda la información requerida para concretar una oferta sobre una base real y no tener que asumir o hacer supuestos de determinadas materias?¿Cómo participar de propuestas si se tiene la percepción de que existe poca transparencia durante el análisis de las propuestas y su posterior asignación?.
    Podría seguir dando a conocer nuestras inquietudes y experiencias al respecto, pero todo se reduce a conseguir que los proveedores tengan mayor transparencia en su relación con la mineras e igualdad de oportunidades entre ellos para competir; y es ahí donde se debe encaminar las acciones para ser parte activa de los desafios de una oferta global de bienes y servicios para la mineria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>